Causas de la sensibilidad

Causas de la sensibilidad

Causas de la sensibilidad

¿Qué es el desgaste del esmalte?

El esmalte es la capa dura en la superficie exterior de los dientes que sirve para protegerlos contra el deterioro. Aunque es más dura que cualquier otra sustancia del cuerpo, con el tiempo puede desgastarse, dejando expuesta la dentina, la parte interna de los dientes, lo que podría provocar sensibilidad dental.

 

El desgaste del esmalte puede deberse a:

Cepillos de dientes

Rechinar los dientes

¿Rechinas los dientes durante el día o mientras duermes? Si es así, puedes estar desgastando el esmalte de los dientes, que con el tiempo puede dejar expuesta la dentina.

Cepillarse los dientes

Si te cepillas los dientes con mucha frecuencia o demasiado fuerte, el esmalte acabará desgastándose o podrías desarrollar retracción de encías.

Para prevenir esto, pregúntale a tu odontólogo o higienista cuál es la mejor técnica de cepillado y la rutina de higiene bucal más adecuada para ti, y prueba usar un cepillo de cerdas suaves.

Erosión ácida

Con el tiempo, las comidas y bebidas ácidas fomentan el desgaste del esmalte dental, lo que se conoce como erosión ácida. Entre las comidas y bebidas ácidas se incluyen las frutas y los zumos de frutas, las bebidas gaseosas, el té o café solo, el vino y cualquier alimento ácido, como la salsa de tomate o los aliños para ensaladas. Tan sólo cuatro "retos" de acidez a lo largo del día pueden poner el esmalte en riesgo de erosión ácida, también conocida como desgaste ácido. Si crees que tu esmalte podría estar en riesgo de sufrir desgaste ácido, consulta con tu odontólogo:

  • Pregúntale sobre la rutina de higiene bucal y la técnica de cepillado más adecuadas para ti.
  • Pídele recomendaciones e información sobre cómo proteger tus dientes de los efectos del desgaste ácido y usa una crema dental con flúor dos veces al día.

Consejo: El odontólogo puede detectar los primeros indicios de desgaste dental, por lo que es importante realizarse una revisión con frecuencia. Si crees que tu esmalte podría estar en riesgo de sufrir desgaste, consúltalo con tu odontólogo.

Sobre Sensibilidad